domingo, 29 de enero de 2012

EL ESTOICISMO

Estoicismo


http://www.e-torredebabel.com/Historia-de-la-filosofia/Filosofiagriega/Filosofiahelenistica/Estoicismo.htm

Escuela filosófica fundada por Zenón de Citio hacia el año 300 a. C. Defienden un panteísmo providencialista (mundo físico animado y divino y encaminado a lo bello y perfecto). Identifican el bien con la virtud y la vida feliz con la vida virtuosa y de eliminación de las pasiones (apatía). Se sienten ciudadanos del mundo (cosmopolitismo).



La Stoa oscureció la Academia platónica y el Liceo aristotélico y fue la más importante de las cuatro escuelas filosóficas de Atenas durante varios siglos. Zenón de Citio la fundó reuniendo a sus discípulos en una especie de pórtico decorado con cuadros de múltiples colores (“Stoa Poikilé”, de ahí su nombre).

En lógica hicieron importantes aportaciones en lo que ahora llamamos lógica proposicional (frente a la lógica de los términos de Aristóteles), en el campo de la lógica de las inferencias y en el estudio de los elementos de la gramática griega. En teoría del conocimiento defendieron una teoría sensualista matizada: los objetos físicos afectan a los sentidos, éstos transmiten su influencia al alma y provocan en ella las representaciones. El conocimiento se da en la representación cataléptica o representación evidente. Hay representaciones catalépticas basadas en representaciones sensibles y otras en la razón, como ocurre en matemáticas.

Sus ideas físicas estuvieron influidas por Heráclito y algunas tesis de la física aristotélica. Distinguen dos principios: la materia informe o principio pasivo y el Logos o principio activo. Creyeron que sólo las realidades corpóreas pueden obrar realmente, por lo que acabaron concibiendo el Logos o divinidad, al igual que el alma, como algo corpóreo, aunque invisible, perfecto y sutil. Los dos principios, Logos o Pneuma y materia (hylé) están trabados siempre y en todas partes, lo que fomenta una visión panteísta (la divinidad impregna de su ser la totalidad de la realidad). El pneuma o fuerza o espíritu es el poder creador y principio racional que ordena todas las cosas, les da las características que corresponden a su posible mayor perfección y un destino al que no pueden escapar. El Logos, presente en todas las cosas, las conecta o relaciona sutilmente. Estas ideas fomentaron en los estoicos creencias como la de la existencia de una “simpatía universal” entre todas las cosas del Universo, así como la creencia en las predicciones o “Mántica”. El famoso fatalismo y determinismo estoico tiene igualmente este mismo fundamento.

Otra tesis característica del estoicismo fue la del carácter cíclico de la historia del Universo: a partir del fuego originario y creador (el Logos) y siguiendo un orden determinado, se van creando todas las cosas, van ocurriendo todos los acontecimientos, van desapareciendo todas las cosas y así sucesivamente en un eterno retorno, renacimiento y muerte de lo mismo en idénticas formas y con idénticos destinos (palingenesia).

Creyeron que existe el alma como algo distinto del cuerpo, alma que se genera por procreación y se extingue completamente tras la muerte del cuerpo. El alma (pneuma) es un soplo o viento seco e ígneo formado por partículas materiales sutiles y que tiene la propiedad de moverse a sí mismo y al cuerpo en el que habita. Es el principio vital por el que respiramos, vivimos y razonamos. El alma humana es una parte del alma del mundo, del Logos que domina el universo, y destaca en ella el Hegemonikón, la parte racional de la que depende el conocimiento y la virtud y la más parecida al Logos mismo.

Consideraron que el objetivo de la conducta humana es la felicidad, estado que se alcanza con la fidelidad a la naturaleza y a la razón. Su propuesta ética gira alrededor de la virtud: desarrollaron una teoría de la virtud y de los deberes con un cierto carácter intelectualista próxima a Aristóteles. Anticipando el punto de vista kantiano valoraron la virtud por sí misma, y, a diferencia de Kant, creyeron que es suficiente para conseguir la felicidad, pues la virtud es un bien por sí misma y su realización trae consigo la felicidad. En relación con los afectos o pasiones los consideraron como un movimiento irracional del alma y distinguieron en ellas los apetitos o deseos, el placer y los sentimientos. En general proponen eliminar todas las pasiones (apatía) aunque las pasiones elevadas no fueron tan rechazadas. Concibieron al sabio como el filósofo que gracias al ejercicio de su razón consigue la autonomía, libertad de afectos y pasiones y de males externos, y que acepta los avatares de la vida por formar parte de los designios de dios. Defienden el suicidio cuando las circunstancias lo exigen: el interés de la patria, enfermedades incurables. Se sienten hermanos de todos los seres humanos, ciudadanos del mundo.



PERÍODOS




I. EL ANTIGUO (del 300 hasta el 130 a. C.)

A. Zenón de Citio (341-261 a. C.)

B. Crisipo (281-208 a. C.)



II. EL MEDIO (del 130 al 50 a. C.)

A. Panecio de Rodas (185-110 a. C.)

B. Posidonio (135-50 a. C.)



III. EL NUEVO: estoicismo romano (del 50 a.C. hasta el siglo III d. C.)

A. Séneca (4-65 d. C.)

B. Epicteto (50-130 d. C.)

C. el emperador Marco Aurelio (121-180 d. C.)











EL EPICUREISMO /HEDONISMO

Epicureísmo (El JARDÍN)

http://www.e-torredebabel.com/Historia-de-la-filosofia/Filosofiagriega/Filosofiahelenistica/Epicureismo.htm

Escuela filosófica preocupada principalmente por cuestiones éticas y fundada por Epicuro. Propone la realización de la vida buena y feliz mediante la administración inteligente de placeres y dolores, la ataraxia y vínculos de amistad entre sus correligionarios.

En el año 306 a. C. Epicuro adquirió la finca llamada “El Jardín” en las afueras de Atenas y fundó su escuela de filosofía. Formada tanto por varones como por mujeres (gran novedad en las escuelas griegas), en ella vivió aislado de la vida política y de la sociedad, practicando la amistad y la vida estética y de conocimiento.

El objetivo de esta filosofía es (como el del resto de escuelas morales helenísticas) el arte de la vida, la realización de una vida buena y feliz. Para el cumplimiento de este objetivo Epicuro consideró que la filosofía tiene una doble tarea: combatir las ideas falsas que fomentan el miedo y el sufrimiento y crear en el sabio un estado de ánimo o talante favorable en toda circunstancia y lugar. Entre aquellas ideas hay que incluir fundamentalmente el miedo al dolor, el temor a la muerte, a los dioses y al destino; la parte de la filosofía que permite resolver estas cuestiones será la Física. La segunda tarea está en manos de la Ética.

La filosofía es para Epicuro el arte de la vida feliz. Por eso la física y la lógica son solo medios para conseguir este fin. Divide la filosofía en Ética (que incluye también consideraciones psicológicas o relativas al alma), Física y Canónica (fundamentalmente lógica y teoría del conocimiento).

Canónica: por considerarla poco útil para la vida, descuidaron esta parte de la filosofía; la teoría del conocimiento que aceptaron fue sensualista.

Física: practicaron esta disciplina sólo en la medida en que algunas de sus conclusiones pueden ser útiles en el mundo práctico. Defendieron el atomismo de Demócrito, con la única novedad de su teoría del clinamen o desviación espontánea en la trayectoria de los átomos, creencia que les permitió defender la existencia de la libertad y rechazar el determinismo atomista de Demócrito, a la vez que el punto de vista fatalista y determinista de los estoicos. Rechazaron también la astrología y otras formas de adivinación al negar el carácter divino o espiritual de los astros. La materia es eterna. El nacer y el perecer de las cosas es debido a la unión y separación de los átomos. Creyeron en la existencia de los dioses y los concibieron formados por una sustancia corporal, más fina y perfecta que la del hombre. Sin embargo, criticaron la religión popular por su claro antropomorfismo y las creencias en las predicciones. Los dioses, felices, inmortales, ajenos a las pasiones, incluso al amor y al odio, viven en paz completa e indiferente al curso del mundo y de la vida humana, y nada hay que temer de ellos.

Ética: el alma humana es mortal dado que, como todas las cosas, está compuesta de átomos, aunque formada por los más perfectos, los redondeados y lisos. Desaparece con la destrucción del cuerpo. No hay que temer a la muerte pues, en primer lugar, nada se sigue tras la desaparición del cuerpo, y, en segundo lugar, la propia experiencia de la muerte no es tal: “el más terrible de los males, la muerte, no es nada para nosotros, pues cuando nosotros existimos, la muerte no existe, y cuando la muerte existe, nosotros no existimos” (Epicuro, “Carta a Meneceo”).

La Naturaleza ha puesto como objetivo de todas las acciones de los seres vivos (incluidos los hombres) la búsqueda del placer, como lo muestra el hecho de que de forma instintiva los niños y los animales tienden al placer y rehuyen el dolor. El placer y el dolor son pues los motivos fundamentales de todas las acciones de los seres vivos. El placer puro es el bien supremo, el dolor el mal supremo.

Los placeres y sufrimientos son consecuencia de la realización o impedimento de los apetitos. Distingue Epicuro tres clases de apetitos:
los naturales y necesarios: comer, beber, alimentarse; son fáciles de satisfacer;
los naturales pero no necesarios: como los eróticos; no son difíciles de dominar y no se necesitan para la felicidad; los que no son naturales ni necesarios; hay que rechazarlos completamente.



Tipos de placeres: dado que el hombre está formado por cuerpo y alma habrá dos tipos generales de placeres:

placeres del cuerpo: aunque considera que son los más importantes, en el fondo su propuesta es la de renunciar a estos placeres y buscar la carencia de dolor corporal. Existen dolores del alma y dolores del cuerpo, pero el mal es el del dolor corporal pues el del alma es consecuencia directa o indirecta de los dolores del cuerpo presentes o venideros. No hay que temer el dolor corporal pues cuando es intenso e insoportable generalmente dura poco y cuando dura más tiempo es menos fuerte y más soportable. Cabe aliviar el dolor físico con el recuerdo de alegrías pasadas y en casos extremos con el suicidio.

Los placeres del alma: el placer del alma es superior al placer del cuerpo: el corporal tiene vigencia en el momento presente mientras que los del alma son más duraderos; además, los placeres del alma pueden eliminar o atenuar los dolores del cuerpo.

Aunque el placer es un bien y el dolor un mal, no es inteligente elegir siempre el placer y rechazar siempre el dolor: debemos rechazar los placeres a los que les siguen sufrimientos mayores y aceptar dolores cuando se siguen de ello placeres mayores. Antes de obrar hay que pesar cuidadosamente el placer o el dolor que se seguirá de ello y establecer un balance placer-dolor. No hay que renunciar a los placeres corporales sino ordenarlos y administrarlos de cara al bienestar físico y espiritual. La razón representa un papel decisivo en lo que respecta a nuestra felicidad: nos permite alcanzar el estado de total sosiego (ataraxia), de absoluta imperturbabilidad ante todo (Epicuro lo compara con el total reposo del mar cuando ningún viento mueve su superficie) y nos da libertad ante las pasiones, los afectos y los apetitos. El sabio alcanza la vida buena y feliz gracias a esta autonomía frente al dolor y los bienes exteriores, a los amigos con los que convive y a su aislamiento respecto de lo social.

Finalmente, aunque la teoría de la virtud no tiene en esta escuela la importancia que le da el estoicismo, también encontramos en Epicuro una concepción y clasificación de las virtudes, aunque siempre subordinadas al fin último que es el placer. La virtud es necesaria para la felicidad, pero, según su filosofía, no hay que buscarla por ella misma sino porque en su realización se halla presente el placer.

La filosofía epicúrea no tuvo etapas en las que destacados autores aportasen planteamientos o soluciones innovadoras. A pesar de todo fue bien acogida en el mundo romano, destacando la figura de Lucrecio (s. I a. C.). En el Renacimiento, con el resurgir del pensamiento griego, tiene clara influencia en algunos autores, particularmente en Lorenzo Valla (s. XV).





martes, 24 de enero de 2012

ÈTICAS MATERIALES Y ÉTICAS FORMALES





Aristóteles


Escrito por Cortina. A. y Martínez
En lo que a la distinción entre éticas materiales y formales se refiere, la clasificación procede de Kant. Las éticas materiales afirmarían que el criterio de moralidad para enjuiciar cuándo nos hallamos ante acciones o normas morales puede explicitarse mediante enunciados con contenido, puesto que estas éticas suponen que hay un bien, un fin o un valor determinados a la base de la moral; ya se trate de un bien ontológico, teológico, psicológico o sociológico, lo primero que una ética de este tipo debe emprender es la tarea de descubrir el bien, fin o valor supremo, definiéndolos en su contenido. A partir de ello es posible extraer criterios de moralidad con contenido.




Por tanto, las éticas materiales se ven obligadas a estar subordinadas a disciplinas distintas de la propia ética. Aquello que constituye el fundamento de lo moral se concreta por medio de la ontología, la teología, la sociología o la psicología empírica del sujeto, pero no a partir de la moralidad misma. Esta es la razón del rechazo kantiano a todo fundamento de la voluntad que no sea la ley moral misma, como expresión de "lo moral" en el hombre: ésta es la revolución kantiana en materia moral, y no tanto el deseo de evitar el problema de la variabilidad en los contenidos morales. Las éticas materiales son heterónomas, mientras que la propuesta kantiana apuesta por la autonomía de la voluntad y, en consecuencia, por una ética autónoma con respecto a otras disciplinas. Pero esta autonomía sólo puede lograrse si la ética abandona su carácter material y adopta una perspectiva formal.

Las éticas formales no hacen, pues, depender el bien moral de un contenido, sino de la forma de unos mandatos. Aquellas normas que revistan una determinada forma son las que deben ser realizadas porque tienen la forma de la razón. En el caso de Kant, la forma racional de las normas se descubre cuando adoptamos la perspectiva de la igualdad (en un mundo de personas empíricamente desiguales) y de la universalidad) en un mundo de individuos dotados de preferencias subjetivas). La voluntad que adopta estas perspectivas en su obrar es autónoma frente a lo dado, y al mismo tiempo es netamente racional y netamente humana, puesto que es capaz de crear nuestro propio mundo humano(moral, jurídico, político, religioso) en medio del mundo empírico.

La contraposición entre éticas materiales y ética formal, arduamente trabajada por Kant en "la Fundamentación" y en la "Crítica de la razón práctica", recibe hoy un nuevo empuje con los estudios de Piaget y Kohlberg acerca del desarrollo del juicio moral. Reviviendo el formalismo kantiano, Piaget y Kohlberg se ocupan del desarrollo de las estructuras morales, que es lo permanente en los distintos individuos y culturas. El universalismo vendría avalado desde las estructuras y no desde los contenidos.
Es más, desde la posición de Kohlberg las éticas materiales pertenecerían a una etapa temprana en el desarrollo de la conciencia moral. Aplicada a la evolución filogenético de la conciencia moral, Habermas considerará esta etapa como superada por el estadio formal-procedimental en que nos encontramos.


Frente a esta posición, el "materialismo" vuelve por sus fueros. Los actuales partidarios de éticas materiales opinan que, tanto el formalismo fonológico de Kant y de Hare, como el procedimentalismo dialógico de Kohlberg, Apel, Habermas o Rawls, nacen de un afán radical de liberarse de toda sujeción a la naturaleza y los bienes o fines que aquella pueda comportar, pero, a la postre, este abandono radical no comporta sino el fracaso de la Ilustración, que nos ha arrojado en manos del emotivismo irracional.


La contraposición entre éticas materiales y formales es equivalente a la contemporánea oposición entre éticas sustanciales y procedimentales.

http://www.acfilosofia.org/index.php/materialesmn/filosofia-y-ciudadania/93-filosofia-moral/393-eticas-materiales-y-eticas-formales

domingo, 22 de enero de 2012

Los símbolos de nuestra Andalucía


Ahora que se aproxima el Día de Andalucía, una breve reseña, de nuestros símbolos, aprobados en el Estatuto de Andalucía y en la Constitución Española.


La bandera


La composición de tres franjas horizontales (verde, blanca y verde) que forman la bandera fue aprobada por la Asamblea de Ronda en 1918. Sus colores evocan tonalidades del paisaje andaluz, al tiempo que simbolizan los valores de la pureza y la esperanza en el futuro.

Bandera de Andalucía

El escudo


El escudo, que se inspira en el de la ciudad de Cádiz, está integrado por la figura de un Hércules que sujeta a dos leones entre columnas y a cuyos pies reza la leyenda Andalucía por sí, para España y la Humanidad.

Escudo de Andalucía

El himno


El himno de Andalucía tiene su origen en el 'Santo Dios', un canto religioso que entonaban los campesinos de diversos puntos de la región durante las faenas de la siega. Pese a que tanto la letra como la música fueron anotadas por Blas Infante, su origen es netamente popular. El compositor José del Castillo Díaz adaptó y armonizó la melodía.



La bandera blanca y verde vuelve, tras siglos de guerra, a decir paz y esperanza, bajo el sol de nuestra tierra. ¡Andaluces, levantaos! ¡Pedid tierra y libertad! ¡Sea por Andalucía libre, España y la Humanidad! Los andaluces queremos volver a ser lo que fuimos hombres de luz, que a los hombres, alma de hombres les dimos. ¡Andaluces, levantaos! ¡Pedid tierra y libertad! ¡Sea por Andalucía libre, España y la Humanidad!


http://www.juntadeandalucia.es/andalucia/simbolos/escudo.html












sábado, 21 de enero de 2012

La Constitución de 1.812

Monumento conmemorativo  a la Constitución de 1.812

La Pepa


La primera Carta Magna Liberal de Europa cumplirá doscientos años el 19 de marzo de 2012. En esta fecha se conmemorará el nacimiento de las libertades y los derechos civiles en nuestro país, del concepto de ciudadano y de la España Moderna.
La Constitución Española de 1812 fue promulgada en el Oratorio San Felipe Neri coincidiendo con la celebración de la festividad de San José, de ahí el sobrenombre de La Pepa. Esta ley se convirtió en todo un mito democrático que in? uyó en la redacción de varias constituciones europeas y que repercutió en los fundamentos constitucionales de la mayoría de los estados americanos tras su independencia.
La Pepa fue la primera constitución española que estableció la soberanía popular, la división de poderes, la libertad de expresión y la libertad de imprenta.
Esto quiere decir que hace doscientos años fuimos pioneros al implantar de forma tangible valores, libertades y derechos cívicos que hoy son incuestionables y forman parte de nuestra idiosincrasia como pueblo. Dos siglos más tarde debemos hacer memoria histórica y celebrar un acontecimiento que ha convertido a nuestro país en una de las democracias más fuertes del mundo.
Página oficial del bicentenariohttp://bicentenariocadiz1812.es/contenido.cfm?id=1366

CI Galeón La Pepa





Centro de Interpretación Itenerante que visitará puertos de distintas ciudades

El Galeón La Pepa va a promocionar el Bicentenario en el ámbito nacional llevando el mensaje de libertad de la citada Carta Magna. La embarcación regresará a tierras gaditanas y permanecerá en las mismas en las fechas más significativas del Doce.
El navío es una réplica "muy bien conseguida" de un galeón español de los siglos XVII y XVIII que, además de mostrar y transmitir esta parte reciente de la historia, rinde un homenaje a la especial relación de Cádiz con el mar. Tiene 55 metros de eslora, 11 de manga y casi 1.000 metros cuadrados de superficie vélica y está preparado para acoger más de 5.000 visitantes diarios.
El proyecto tiene una doble filosofía, al mezclar dos discursos paralelos, el del barco, símbolo de Cádiz como ciudad de ultramar; y el discurso propio del origen, redacción, contenidos e influencia de la Constitución de 1812, representado como la carga de un barco que recorrerá el litoral de España difundiendo el espíritu de Cádiz.
El objetivo es que toda persona que visite el galeón entienda la importancia de este acontecimiento fundamental en la historia de España, hecho que dada su trascendencia justifica la "gran conmemoración" que tiene lugar en Cádiz. Para ello, se ofrece una información fidedigna, clara y sencilla que, según ha explicado Menacho, ha tratado de evitar excesivos tecnicismos, datos y explicaciones, con el fin de no abrumar al visitante.
En este sentido, se narra cómo era la ciudad de Cádiz de principios del siglo XIX, la secuencia de hechos que se concatenaron en la península (guerra contra el ejército invasor, vacío de poder al tener Napoleón secuestrado al Rey, etc.) y la inteligencia que mostraron los españoles al enfrentarse a aquel momento de crisis convocando unas Cortes y proclamando una Constitución. Junto con estos hechos históricos, se explican los derechos y libertades del texto constitucional de 1812, completamente vanguardista para aquel momento.
También destacamos la "importante carga simbólica" del galeón, en el que se han empleado distintos elementos como los cañones que recorren los dos laterales de la cubierta de artillería, acompañados de los artículos más importantes de La Pepa que cuelgan desde el techo, y cuya munición, unas bolas de papel, lleva impresa el texto constitucional y, resaltadas, las principales palabras simbólicas de la Carta Magna del Doce.
Tanto el contenido como los elementos externos convierten el centro en una iniciativa de "sumo interés" por su propuesta imaginativa y didáctica destinada a visitas en grupo y familias, entre otros colectivos.
Contenido museográfico
El Galeón La Pepa alberga en su interior un contenido de carácter museográfico, que se divide esencialmente entre la cubierta de Crujía o cubierta principal y la de Artillería. Antes de acceder a las mismas, a pie de muelle hay un cubo informativo que introduce al contenido del centro y, asimismo, se entrega a los visitantes 'El noticiario del Galeón', un documento que contiene un plano de la embarcación así como diversas anécdotas del Cádiz de las Cortes.
En la cubierta de Crujía o principal se expone cómo era la ciudad gaditana de inicios del siglo XIX, con especial mención al papel que desempeñó en la historia de España en 1810 y a su estrecha relación con las tierras de ultramar. En este espacio hay también dos grandes planos sobre las rutas comerciales que partían o tenían su destino en Cádiz y el avance de las tropas francesas, respectivamente.
La cubierta de Artillería, bajo el título general de 'El espíritu de Cádiz', muestra la organización y el trabajo realizado por las Cortes de Cádiz, así como las nuevas libertades y derechos que se plasmaron en la Constitución de 1812. La exposición ubicada en esta cubierta continúa hacia la zona de popa con una instalación escenográfica compuesta por un grafismo de gran formato que representa cómo las libertades y derechos de todos los ciudadanos tuvieron su origen entre 1810 y 1812. La visita al Centro de Interpretación del Galeón La Pepa finaliza con un audiovisual que se proyecta en la cubierta de Bodega.

miércoles, 18 de enero de 2012

EL ROMÁNICO YA TIENE "BIBLIA " VIRTUAL





Arranca el mayor portal en la web sobre el arte que reinó del siglo XI al XIII - La base de datos incluirá 330.000 fotos de 9.000 monumentos de España y Portugal

Arquería del lado norte de San Juan del Duero, en Soria
Arquería del lado norte de San Juan del Duero, en Soria.- FUNDACIÓN SANTA MARÍA LA REAL



Una ruina puede estar medio llena o media vacía. Peridis, o sea José María Pérez, o sea el arquitecto / dibujante que ha hecho por el románico tanto como el rey Alfonso VI de León y Castilla (aunque de otra manera y en otro siglo), se agarró ayer a Unamuno para mostrar la dicotomía. Cuando el autor de Niebla visitó Aguilar de Campoo (Palencia) solo percibió -y escribió- "de ruinas por aquí y por allá". El escritor vio destrucción, vacío. Desplegó el pesimismo que se había pegado a la identidad colectiva de aquellos pensadores que asistieron en primera fila al desmoronamiento de un imperio. Sabían mucho de decaimiento, tanto que el propio Unamuno acabó escribiendo un contrapeso: "Una ruina puede ser una esperanza".

El portal es obra de la Fundación Santa María la Real, que preside Peridis
Peridis, acaso por circunstancia histórica, acaso por naturaleza bendecida, acaso por criarse al lado de una gran ruina monacal en Aguilar de Campoo, es de los que proclama que "una buena ruina es un patrimonio", o sea una esperanza. Ayer volvió a demostrar porqué durante la presentación de la web www.romanicodigital.com, la base de datos más rigurosa y exhaustiva de las existentes en el ilimitado planeta virtual sobre el estilo artístico que vertebró parte de Europa de la mano del cristianismo y sus peregrinaciones.

Puesta en marcha por la Fundación Santa María la Real, que preside el dibujante, la iniciativa aspira a convertirse en el mayor portal del mundo dedicado al arte románico en los próximos tres años. Arranca con 4.000 monumentos y 60.000 fotografías digitales, pero en tres años prevén alcanzar los 9.000 vestigios que han catalogado en la península Ibérica (de ellos, 380 están en Portugal) y mostrar 330.000 imágenes digitalizadas en alta resolución de ellos.

El siguiente salto incorporaría la huella románica en Italia y Francia, los otros países con más ejemplos y que carecen de un portal general. "En Internet está todo: lo bueno y lo malo", señaló Jaime Nuño, director del Centro de Estudios del Románico de la fundación. "Hay mucha información pero hay que preguntarse si hay mucho conocimiento".

Dibujo de Peridis del castillo de Loarre, en Huesca
Dibujo de Peridis del castillo de Loarre, en Huesca, extraída del portal www.romanicodigital.com.-





El saber que avala al nuevo portal es el pertinaz trabajo acumulado durante 15 años, empleados en patear España para tejer una obra prolija y única, la Enciclopedia del Románico, verdadera biblia del estilo que se desplegó por el Norte de la península entre 1070 y 1250, antes de que el refinamiento gótico lo desplazase de templos y objetos.
Ufano, Peridis aseguró que esta enciclopedia, hecha básicamente por licenciados en paro y con el afán de documentar un arte en peligro de extinción, está hoy en centros de referencia como la Universidad de Harvard o la Biblioteca del Congreso, entre otras. A los 38 tomos ya editados se agregarán otros trantos para recoger el románico de Galicia, Cataluña y Huesca.
La vertiente social y económica de la recuperación del patrimonio es capital para la Fundación. No hay, además, deslocalización posible. "Una fábrica textil se puede ir a China, pero no el acueducto de Segovia", indicó Nuño. "El patrimonio es una materia prima pero falta mucho para convertirlo en un producto manufacturado, como recurso tiene que generar riqueza y no ser visto como una carga", defendió. José María Pérez recordó que en 1985, cuando las tasas de paro juvenil competían con las actuales, crearon una escuela-taller para restaurar el monasterio de Santa María la Real que inspiró un fenómeno colectivo que ayudaría a recuperar monumentos en toda España. "Demostramos que el patrimonio es una de las mayores fuentes de empleo", reiteró. "No solo se le puede cuidar, sino que es una gran riqueza en un país turístico. El románico es un arte del paisaje y a menudo se encuentra en lugares únicos de una España que está desapareciendo", continuó. Junto a la amenaza pueden florecer alegrías. Peridis destacó que "gracias a grandes escritores como Umberto Eco se ha puesto de moda lo medieval y el arte románico".
Tanto la moda como la tecnología -el nuevo portal cuenta con la colaboración del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y la Fundación para la Innovación Tecnológica (Cotec)- contribuyen a su manera a la preservación de un estilo que usó la arquitectura y la escultura para ilustrar a las masas y que generó una cohorte de artistas y artesanos capaces de arrancar sonidos a las piedras.

http://www.elpais.com/articulo/cultura/romanico/tiene/biblia/virtual/elpepicul/20120118elpepicul_1/Tes#despiece1

http://www.santamarialareal.org/noticias_ver.aspx?id=535%20&sec=49&idsec=49
 
www.romanicodigital.com

lunes, 9 de enero de 2012

VIAJE A MADRID CON LOS ALUMNOS DE 4º ESO

Visita a la Biblioteca Nacional de Madrid y asistencia a una representación de la Compañía Nacional de Teatro Clásico: En la vida todo es verdad y todo mentira (Calderón de la Barca).



Biblioteca Nacional de Madrid






Interior de la Biblioteca Nacional


Fondos de la biblioteca


Calderón de la Barca

-Lugar y fecha: Madrid, 08 y 09 de febrero de 2012.

Transporte y alojamiento: Autocar / Hotel Príncipe Pío*3 en media pensión.

Hotel Principe Pío

Habitaciones del hotel



Itinerario:

-08/02/2012:
-Salida de madrugada de Viator con dirección a Madrid, con breves paradas en ruta.
-Llegada a Madrid y visita a la Biblioteca Nacional a las 11:00h.
-Comida (bocadillos de casa) y alojamiento en el hotel Príncipe Pío. Cena en el hotel y asistencia a la representación teatral  :"En la vida todo es verdad y todo mentira".

09/02/12 :
- Desayuno en el hotel y regreso a Viator.


 Profesorado acompañante : María Fernández-Trujillo Raposo (tutora de 4ºA), María Rosario

Maldonado Chacón (profesora del Ámbito Sociolingüístico de 3º) y Susana Sánchez

Cabezas (tutora de 4º B).


«En esta vida todo es verdad y todo mentira» © Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC) / Ceferino López


Temporada 2011-2012 de la Compañía Nacional de Teatro Clásico. En esta vida todo es verdad y todo mentira

La Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC) representa la obra de Calderón de la Barca, “En esta vida todo es verdad y todo mentira”, en un montaje de Ernesto Caballero.

En el país de Trinacria, Focas es un padre atormentado por el enigma que debe resolver cuando se encuentra con dos jóvenes salvajes. Uno de ellos es su hijo y el otro es el hijo del emperador Mauricio, enemigo suyo al que derrotó y usurpó el trono. Ante el peligro que se plantea para su propia sucesión, Focas deberá averiguar cuál de los dos es su hijo o matar a ambos.

El enemigo potencial, la duda, la razón de estado o la legitimidad son cuestiones que se plantean en la obra de Calderón de la Barca. En la Biblioteca Nacional de España se conserva el manuscrito autógrafo de esta comedia.


http://www.españaescultura.es/es/eventos/madrid/temporada_compania_teatro_clasico_en_esta_vida_todo.html?start=3

jueves, 5 de enero de 2012

BICENTENARIO DE LA CONSTITUCIÓN DE 1.812, LA PEPA.

Este enlace es uno de los muchos que iremos incorporando a lo largo de los primeros meses del año ,como consecuencia de la celebración del Bicentenario de la Constitución de Cádiz de 1.812. Hoy se cumplen 200 años de la supresión del Tribunal de la Inquisición, en estas Cortes, aunque posteriormente Fernando VII anuló esta decisión. Aquí os dejo un enlace muy bueno relacionado con estos acontecimientos.


Cádiz contra la Inquisición
Artículo 12.- «La religión de la Nación española es y será perpetuamente la católica, apostólica, romana, única verdadera. La Nación la protege por leyes sabias y justas, y prohíbe el ejercicio de cualquiera otra».


FERNANDO VII JURANDO LA CONSTITUCIÓN DE 1.812
por FRAN CASILLAS

Mientras España luchaba por su independencia, las Cortes de Cádiz asumían el reto de diseñar el futuro de la nación. Era un cuadro difícil de pintar, por lo áspero del lienzo y por el contraste de colores en la paleta. El punto de fuga hacia el progresismo era irrenunciable, pero gotas del Antiguo Régimen manchaban todavía el pincel y, según egregios constitucionalistas, dibujaban un lunar absolutista en el artículo 12 de 'La Pepa'. El precepto, referido a la religión, encierra sin embargo una sutileza digna de interpretación.

«Nadie en la España de principios del XIX rebate el catolicismo», afirma Emilio La Parra, Catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Alicante y autor de 'El primer liberalismo y la Iglesia. Las Cortes de Cádiz'. La Parra advierte no obstante que la influencia de la Ilustración había agitado el debate en torno a la jerarquía eclesiástica: «Se discuten los privilegios fiscales de la Iglesia, su cobro de determinados impuestos o el poder de los curas y su injerencia en asuntos políticos».

Los ilustrados buscaban racionalizar la organización de la Iglesia, y poner fin al barroquismo y ostentación que desprestigiaban el auténtico sentimiento espiritual. El conflicto en las sesiones parlamentarias era inevitable. El clero temía que Cádiz mermase su poderío no sólo económico sino también político, suprimiendo tributos como el voto de Santiago e invocando el fantasma de un plan desamortizador.

Pero en el corazón de la discordia latía la Inquisición. Para el clero, su abolición suponía perder el control sobre la cultura y el monopolio en la fiscalización de las conciencias. Los clérigos contraatacaron desde la trinchera del negro soble blanco, como apunta La Parra: «Excelentes polemistas como Rafael de Vélez o Fray Francisco Alvarado, este bajo el seudónimo del 'Filósofo Rancio', defendieron las posturas arcaicas de la Iglesia con notable éxito».

El fruto de ese choque de intereses fue el famoso artículo 12, que declara explícitamente la confesionalidad de la nación y la intolerancia de otros cultos. Pero la aparente concesión al viejo orden era un regalo envenenado. «El artículo 12, que parece de vida, en realidad es de muerte para la Iglesia», reflexiona La Parra. «Así lo definió Pedro Iguanzo, posterior arzobispo de Toledo y que entonces comprendió que Cádiz significaba la muerte de la Iglesia tal y como se entendía en el Antiguo Régimen».

La clave radica en la frase «...La Nación protege por leyes sabias y justas...». Con esa fórmula se daba licencia al legislativo para entrometerse en competencias eclesiásticas y cumplir la ambición ilustrada de reformar los aspectos más obsoletos de la jerarquía católica en España. Las Cortes no desarrollaron una intensa política desamortizadora, pero sí decretaron en 1813 la supresión de la Inquisición.

El cuadro estaba por fin terminado, aunque Fernando VII se empeñaría en descolgarlo del marco. La Inquisición se repuso en 1814 y no se abolió definitivamente hasta 1834 (con el paréntesis del Trienio Liberal), muerto ya el 'Rey Deseado'. Menudo artista.
http://www.elmundo.es/especiales/2009/07/espana/constitucion/actualidad/reportajes/policia.html

ESTUDIO EL MAPA POLÍTICO DE ASIA